90 elefantes muertos, con los colmillos arrancados, fueron hallados en Botsuana

90 elefantes muertos, con los colmillos arrancados, fueron hallados en Botsuana

Es triste levantarse y ver este tipo de noticias circulando en internet y en los medios de comunicación y que la gente lo tome como un tema más sin importancia. ¿Hasta dónde es capaz de llegar el ser humano, con tal de generar dinero? pero creo que los culpables somos nosotros por ser vanidosos y seguir fomentando este tipo de actos al comprar los productos artesanías y joyas elaboradas de marfil animal.

Al menos 90 elefantes muertos, con los colmillos arrancados, fueron encontrados en las últimas semanas en Botsuana, La ONG Elefantes sin Fronteras y el ministerio de Fauna y Parques Nacionales del país recopilaron estas cifras tras realizar un recuento aéreo de la población paquidérmica de Botsuana.

Tengamos algo claro Botsuana alberga la población africana más grande de elefantes en libertad, estimada en 2015 en 135.000 ejemplares, considerada hasta hace poco como un refugio contra la caza furtiva, de modo que los propios elefantes se trasladaban desde  Angola, Namibia y Zambia para quedarse en suelo botsuano. La riqueza de su fauna ha convertido al país en el santuario favorito de los aficionados a los safarís de lujo y en uno de los polos del desarrollo de su economía, a pesar de que cuenta con una de las legislaciones más severas en materia de protección de fauna y medioambiente a nivel mundial.

El elefante africano está en peligro de extinción por el tráfico de marfil, y el tráfico de marfil existe por el simple hecho de existir personas que compran y hacen uso de este. Existen otras alternativas como, el marfil vegetal o la tagua, que su textura color y aparecen es muy similar a la del marfil de elefante.

Se cree que los los responsables de esta ola de caza ilegal vienen de países vecinos como Angola y Zambia, donde se han matado a tantos elefantes en esos países que casi han desaparecido. Ahora, los contrabandistas vienen a Botsuana.

Cada 15 minutos, un elefante es brutalmente sacrificado, para obtener sus colmillos. En todo el mundo, la caza furtiva y la pérdida de hábitat están llevando a especies emblemáticas al borde de la extinción. Los científicos nos advierten que con cada especie perdida, la cuerda de la vida se deshilacha un poco más. Y cuando perdemos demasiadas fibras, los ecosistemas de los que dependemos se desmoronarán.

Tal vez se pregunten, si existen guardabosques o agentes policiales que cuiden las zonas o las reservas de los animales contra los cazadores furtivos. Si existen guardabosques, que hasta mayo, estaban fuertemente armados y se les permitía disparar a los cazadores furtivos, en Botsuana.  Pero, entonces el gobierno del nuevo presidente, Mokgweetsi Masisi, en funciones desde el mes anterior, ordenó el desarme de estas unidades, sin explicar realmente el motivo. Su predecesor, Ian Khama, era considerado un apasionado defensor de la fauna salvaje de su país.

Pero como lo dije anteriormente, dejemos de pensar que si los guardabosques tienen armas o no, los elefantes y los rinocerontes merecen vivir en paz y no ser cazados para extraer su marfil, con el objetivo de ser utilizados por el hombre a su gusto, es verdad que no se puede cambiar el pensar de todo el mundo, pero sí generar un cambio de poco a poco, busca otras alternativas y ayuda a contrarrestar la caza furtiva de elefantes y rinocerontes, utiliza marfil vegetal o minerales, joyas o artesanías ecológicas, esta vez fueron 90 elefantes muertos, el número de ejemplares va cada día disminuyendo, no permitas que esta especie desaparezca.

Espero que esta información les genere un cambio de pensar y los haga reflexionar, los datos fueron sacados de ElUniverso.com , recuerda seguirnos en nuestras redes sociales donde estamos subiendo contenidos todo los días,  Facebook,Twitter,Instagram.  

Posted on 2018-09-06 by Vanessa V Bisutería, Medio ambiente 0 1228

Leave a CommentLeave a Reply

Blog search

Latest Comments

Related articles

Prev
Next