Japa Mala, collar espiritual

Japa Mala, collar espiritual

Los Japa Mala se utilizan desde mediados del primer milenio a.c. Es un rosario utilizado por los hindúes y budistas. Su uso es para meditar, recitar un mantra o cualquier frase motivadora. También se utiliza para la práctica espiritual conocido en sánscrito como Japa.

En cuanto a su etimología; Yapa significa repetir oraciones, y mala se traduce como collar o guirnalda. Entonces, un Japa Mala resulta “un collar para repetir oraciones”.

Por lo general está hecho de 108 cuentas redondas, aunque a veces este número puede variar. Son hechas generalmente de madera. Al juntarse todas forman un círculo. Termina con una cuenta alargada que representa la Morada de los Dioses.

Los Malas se usan para recitar un canto, repetir mentalmente un mantra, o los nombres de una deidad. Para lograr una efectividad hay que utilizar la frase correcta que corresponda a epígrafe. Dicha frase debe acompañar al Japa Mala. Esto se utiliza para mejorar la concentración al meditar.

Hay muchas religiones que usan los Japa Mala. En el cristianismo se usa un rosario. Su propósito es rezar las 10 Avemarías, y hay el número de grupos de 10 que completan el Rosario.

El Hinduismo es la religión más antigua que usa este tipo de elementos, junto con el budismo. El número de repeticiones es distinto, pero la razón es siempre la misma.

Los malas también se ven en otras culturas y religiones. Se conocen como cuentas de oración, cuentas de rosarios y perlas de preocupación. Son hechos de materiales diferentes. Sus propiedades tienen efectos energéticos específicos.

Su uso depende de la cultura. Algunas tradiciones hindúes sostienen que la forma correcta de utilizar un mala es con la mano derecha, con el pulgar agitando un talón al lado, y con la mala cubierto sobre el dedo medio. El dedo índice representa el ego.

En el noreste de la India existen las tradiciones Shakta. El mala es colocado en el dedo anular de la mano derecha. Los granos se mueven por el dedo medio con la ayuda del pulgar. Se evita el uso del dedo índice.

Importante: No confundir este rosario hindú con el rosario cristiano que todos conocemos. El primero tiene 6000 años de historia. Mientras el segundo solo 1500 años.

Frases que acompañan al Japa Mala.

Se suele repetir una serie de mantras en voz alta. La frase que se utiliza tiene un alto impacto emocional porque es propia de la persona que la elige. Tienen un significado especial. Esto convierte al Japa Mala en un instrumento más poderoso.

Puede pensar qué es lo que quieres cambiar en tu vida. Puede ser algo malo que necesites transformar en bueno, o algo positivo que deseas mejorar.

Luego de la elección puedes imaginar cómo condensarlo en unas pocas palabras. Es importante que lo hagas bien porque el interés que pongas en ello repercute en el impacto emocional de las frases.

 Materiales del Japa Mala.

 Hay dos principales materiales para hacer un Japa Mala: la madera y las semillas de Rudraksha.

La madera se usa mucho debido a que es tradicional. En sus inicios tallaban la madera, en vez de elegir piedras como material.

Las semillas de Rudraksha también son tradicionales para hacer un Japa Mala. Este árbol fue creado a partir de las lágrimas de Shiva (Rudra es Shiva y aksha significa lágrima). Estos caían cuando alguien meditaba.

Existen otros materiales para hacer Japa Mala. En la actualidad hay cuentas hechas de varios tipos de minerales. Hay quien elige hacer su propio Japa Mala. Estas personas eligen los materiales a su gusto.

Usos del Japa Mala.

La persona debe estar tranquila en una habitación en silencio. La posición que mantenga la persona es muy importante para esta práctica. Cerrar los ojos y controlar la respiración.

Con la respiración relajada nos concentramos en nuestro cuerpo. Sin moverlo, vamos llevando la atención por toda su extensión: los brazos, las manos, las piernas, los pies, el cuello, el pecho, la cintura, la cabeza y la boca, sin dejar zona sin explorar. Poco a poco vamos sintiendo cómo el cuerpo se relaja gracias a esto. El aire que ingresa viaja a cada rincón de nuestro cuerpo.

Es momento de usar el Japa Mala. Empezar por la cuenta o trozo de madera que sea mayor. Con cada repetición del mantra se debe avanzar a la siguiente cuenta.

Inhalamos y con nuestra voz interior pronunciamos el mantra. Esperamos pacientemente que el eco del mantra viaje tan lejos como le sea posible. Sentimos y disfrutamos de cada vibración.

Cuando el silencio vuelve a ser total, repetimos el mantra. Con cada repetición, el eco e impacto del mantra irán creciendo; las pausas entre una repetición y otra se van haciendo cada vez más largas.

Repetimos el mantra hasta que su eco llegue a cada rincón del cuerpo, esperando que impacte a todo nuestro interior.

Abrimos los ojos lentamente y mantenemos la postura. Nos incorporamos.

Posted on 2016-11-07 by Lady Moreira Vida y salud 0 3847

Leave a CommentLeave a Reply

Blog search

Latest Comments

Related articles

Prev
Next