Crea tus propias cremas hidratantes con propiedades curativas

Crea tus propias cremas hidratantes con propiedades curativas

Cuando empiecen a adentrarse en el mundo de la aromaterapia y en los aceites esenciales, descubrirás muchos beneficios positivos para tu salud mental y física. Además creo que como mujeres utilizar productos de belleza es un poco complicado, nuestra piel es sensible, o las cremas y cosméticos que utilizamos poseen muchos químicos, que a la larga nos perjudican. Hace poco descubrí cómo crear mis propias cremas hidratantes y la verdad que me siento fantástica, y he notado buenos resultados en mi piel.

Una buena crema hidratante facial debe cumplir dos requisitos: nutrir en profundidad para retrasar la aparición de las arrugas y no engrasar demasiado la piel. De esta forma conseguiremos una piel sana, suave, tersa y luminosa.

Los materiales que vamos a utilizar serán los siguientes :

  • Una taza de agua filtrada, mineral o de rosas

  • 28-30 gramos de cera de abeja que sea lo más natural

  • Una tercera parte de una taza la compondrán aceites "sólidos" como aceite de coco, manteca de karité o manteca de cacao. Si usamos manteca de cacao deberá ser sólo una  pequeña proporción de esta tercera parte, para evitar grumos en la crema.

  • Las otras dos terceras partes serán de aceites "líquidos", La gama para escoger es amplísima: argán, sésamo, rosa mosqueta, oliva, germen de trigo, almendras, avellanas, nuez de albaricoque, jojoba, macadamia, aguacate, semilla de uva, onagra, borraja.

  • 20 a 30 gotas de aceites esenciales. Recuerden que los aceites esenciales que utilicemos deberán ser puros y naturales, además antes de hacer la crema asegúrese de no ser alérgicas al aceite. Muchos de los aceites esenciales son reafirmantes, calmantes, previene arrugas, ayudan a eliminar manchas, a iluminar y a regenerar el cutis, a regular la grasa.

Para preparar la crema hidratante, solo ponemos al baño María muy suave la taza de "aceite" junto con la cera de abejas. Mezclamos despacio hasta que todo esté completamente disuelto.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar totalmente. (Este macerado de por sí ya es una buenísima crema para masaje que se absorbe muy bien por la piel.)

Echamos en la batidora la taza de líquidos tipo "agua" a la que habremos añadido los aceites esenciales y lo batimos todo unos segundos.

Ponemos la batidora en marcha de nuevo a la máxima potencia y vamos añadiendo lentamente en forma de hilo continuo la taza de aceites con la cera (debemos esperar hasta que se enfríe después del baño María). Llega un momento en el que las cuchillas de la batidora comienzan a girar con dificultad a causa del espesor de la crema, es el momento de parar la máquina.

Yo por lo general utilizo agua de rosas y aceite de limón o lavanda, y aceite esencial de palo santo, esto me ayuda a desmayar mi piel y me la deja humectada y sin imperfecciones. Atrévete hacer tu propias cremas hidratantes, verás que obtendrás cambio al instante  y tu piel te lo agradecerá.

Recuerda que al ser una crema natural pueda que necesite estar a temperatura ambiente o en la nevera para conservarla mejor.

Mi crema como posee limón y es desmanchante, la utilizo en horas de la noche, por que el sol puede perjudicar y hacernos manchar mas la cara, así que toma precaución de los materiales que utilizaras para hacer tu crema y cuando la puedes usar.

Recuerda que puedes dejar tu inquietud en la parte de abajo, y seguirnos en nuestras redes sociales que estamos subiendo contenido nuevo todos los días, Facebook,Twitter,Instagram

Posted on 2018-10-16 by Vanessa Vida y salud, Aromaterapia 0 1189

Leave a CommentLeave a Reply

Blog search

Latest Comments

Prev
Next